Reactividad VS Proactividad.

Reactividad VS Proactividad, Existe una gran diferencia entre la reactividad y la proactividad, especialmente el concepto proactividad se ha extendido en exceso adquiriendo un significado un tanto distinto al que nos solemos dirigir en entornos de crecimiento.

La principal diferencia radica en el sentido del grado de preocupación y de influencia, en el caso de las personas reactivas tanto la preocupación como la influencia les influyen poderosamente, de manera que apenas se sienten responsables o capaces de mejorar algo de lo que les rodea, por eso constantemente están quejándose, victimizando, afligidas o ¡todo a la vez!.

Pueden sentirse molestas por el clima que hace, el día de la semana que es, etc, cualquier estímulo externo es capaz de alterar su Paz interior y se sienten permanentemente atadas a lo que sucede en el exterior (fuera de si mismas)

reactividad vs proactividad

Por el contrario las personas proactivas son conscientes que hay cuestiones que NO dependen de ellas y las gestionan con aceptación ( que no abnegación ¡ojo!) positividad e incluso con perspicacia para que les sume.

Es decir, son personas altamente flexibles y resilientes, que son capaces de gestionar adversidades y sobre todo, de responsabilizarse que muchas de los sucesos que acaecen en nuestro día a día forman parte de sus decisiones y por tanto desean extraer el aprendizaje, aunque a veces cueste.

La proactividad por supuesto que denota iniciativa y capacidad de resolución como suele entenderse, sin embargo su principal cualidad es la ACEPTACIÓN, y como decía antes aceptar no es abnegarse, conformarse o rendirse, es abrirse al cambio y transformar una situación difícil, adversa o incomoda en una oportunidad de aprendizaje y toma de consciencia.

Cuando son conscientes de que hay situaciones en su vida que permanentemente les causa malestar, frustración, incomodidad, se plantean que van a hacer para cambiarlo, no limitándose exclusivamente a quejarse, o esperar que otro lo haga….

Te invito a que tomes una semana de tu vida para analizar como reaccionas mayoritariamente en tu día a día, pon atención a las quejas, la pesadumbre, los ascos y la proyección. Si existen mayoritariamente pensamientos de desesperanza, de sentir que no eres dueño/a de tu vida, que el campo del vecino/a siempre es mas verde, si reaccionas desmesuradamente ante un suceso convencional (como que llueva, o que pisarás una mierda…) te desafío a que empieces a pensar qué de diferente sería si reaccionaras de otra manera y cómo te gustaría hacerlo.

Toma notas de esto y mantén la concentración en ir cambiando tus hábitos para ¡tomar las riendas de tu vida! :)ç

No dejes de leer el resto de artículos de este blog y compartir si te han gustado 😀

http://coachingtoledo.com/blog/

Tamara de Prado Castillejo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *